Sobre nosotros

Está aquí:

El origen de esta empresa familiar se remonta a Marco Mongartín, un maestro artesano italiano que se estableció en Zaragoza allá por 1820. Dedicado, entre otros, a la construcción de vidrieras y a trabajos con hojalata para lavamanos y otros útiles de aseo, fue pionero en realizar las primeras instalaciones de agua potable tanto en Aragón como en el resto de España, en una época en la que tener agua corriente en casa era todo un lujo. El amor le llevó a entablar relaciones eternas con Zaragoza, donde formó su familia y sus descendientes son ahora los responsables de esta empresa que no ha dejado de crecer. Pero antes de llegar a la actualidad tenemos que hablar de Valero Echegoyen S.A, regentada por Valero y Enrique Echegoyen, padres de los actuales administradores de Echeman que, buscando la expansión de la compañía, progresaron hacia nuevos negocios como el mantenimiento de las instalaciones de las obras que realizaban e hicieron posible la creación de Echeman S.A, que ha llegado a convertirse en una empresa puntera en el sector del mantenimiento de instalaciones.

El crecimiento de la compañía ha hecho que actualmente Echeman, S.A. sea una empresa líder en su sector. Su solidez organizativa y el espíritu emprendedor de sus profesionales hace que sea una empresa de referencia, capaz de afrontar retos de cualquier envergadura, manteniéndose constantemente comprometida con las necesidades de la sociedad actual y con los avances tecnológicos.